sábado, 2 de noviembre de 2019

2019 Noviembre | Blade Runner

De los trovadores del Pirineo a las lágrimas de los replicantes en el undécimo mes

La acción de la película Balde Runner, del director Ridley Scott, trascurre durante noviembre de 2019. En esa época, por entonces futura, habría coches voladores, replicantes, viajes estelares y un largo de etcétera de futuribles que como podemos comprobar hoy, no sean han hecho realidad, e incluso están muy lejos de que se puedan llegar a ver.

Aunque eso, esa falta de “precisión” en el futuro de 2019, no le quita un ápice de interés a la historia que se cuenta en Blade Runner. Cada día que se vuelve a ver continua estando tan “fresca”, tan expectante, sigue atrayendo como en el mismo día de su estreno, o tal vez más, ya que cuando se presentó al mundo era una expectativa y ahora es un mito cinematográfico.

En el caso de El Códice Negro, y dejando al margen las comparaciones que están a años luz, más allá de Orión; la historia que se presenta en él también transcurre en noviembre, aunque con una diferencia nueve cientos ochenta y cuatro años, Wilfredo andaba por el mundo en 1035. Estando ahí una de las diferencias con Blade Runner, que es posible coger cualquier libro de historia que trate ese periodo histórico y geográfico en la Península, y buena parte de los hechos que envuelven la narración se pueden encontrar en ellos.

Así que, si puedes prescindir de los rayos C, de la bioingenieria que fabrica replicantes, de la Puerta de Tannhäuser… pero ansias la aventura, la intriga, el misterio, la historia, entonces El Códice Negro es una buena elección, para degustar mientras pasan de las calendas de noviembre…

Ah, y en cuanto a la música, pues ahí ya puedes poner la que más te guste, Vangelis, o cualquier otra con la que te sientas bien para leer.


jueves, 19 de septiembre de 2019

Las elecciones del 10 de noviembre de 2019 versus los cuernos de Ginebra y Lanzarote

Lanzarote al saberse descubierto comenzó a gritar aterrado y despavorido: “¡¡El rey, sin espada; la tierra, sin rey!!!”

Estos últimos días todo el mundo anda como pollo sin cabeza, de aquí para allá, con una única cantinela: elecciones el 10 de noviembre, las cuartas elecciones en cuatro años, dos elecciones en el mismo año, todo un año sin gobierno, y un largo etcétera de frases similares, lo cual me ha recordado a una escena de la película Excalibur de John Boorman.

Concretamente la secuencia en la que la reina Ginebra y Lazarote yacen en el suelo, en el campo, tras una noche apasionada, en la que a Arturo le dolió mucho la cabeza sin saber porque, ya que durante la cena sólo bebió agua. A la mañana siguiente, el rey, llevado por el insomnio provocado por la migraña, salió a dar un borneo mañanero ¿y qué se encontró en mitad del campo? La explicación del porque le costó trabajo ponerse el yelmo de la armadura: a su amada esposa, Ginebra, y a su mejor amigo y más valeroso caballero, Lanzarote, acurrucados en sospechosa aptitud. A lo que Arturo respondió dejando clavada su espada Excabilur entre ambos. Al despertar a la reina le entró un repentino decoro y sensación de vergüenza, y Lanzarote al saberse descubierto, y por la espada conocer el cabreo de su ex amigo, comenzó a gritar aterrado y despavorido: “¡¡El rey, sin espada; la tierra, sin rey!!!”

...y así parece que está el personal en España, despavorido y aterrado a voz en grito “¡¡El rey, sin espada; la tierra, sin rey!!!”, aunque sin el festín lúdico-carnal previo a esas exclamaciones de la exposición anterior.

Aunque seguro que la pregunta en este momento es otra ¿qué hace un comentario supuestamente político en este blog literario? Sencillo ¿te gustan las historias en las que hay espadas clavas en piedras?

Si tu respuesta es afirmativa, entonces te puede resultar interesante pasar de la política pasando unos buenos ratos leyendo El Códice Negro, ya que en él encontrarás más de una espada en una piedra clava (o eso dicen). Ah, y si ese detalle no te llama mucho la atención, hay muchas más cosas interesantes en El Códice…


sábado, 22 de junio de 2019

Divertimento

5 relatos cortos y una novela breve

Este libro contiene, en primer lugar, una colección de 5 relatos cortos de temática variada, que tienen en común la intriga y suspense (y en ocasiones un poquito de humor) con el que se desarrollan. Sus títulos son los siguientes:

- La Carta
- El Infierno de No Ser
- El Pensador
- Pues Colón Sí Fue el Primero en Llegar a América
- El Cadáver de la Número Cinco

Lordmark, es la novela breve, una historia de aventuras, intriga y suspense, en un mundo inexistente, donde la realidad, la mitología y la magia se confunden, aunque guarda ciertas similitudes con la Edad Media.

En el que el príncipe Pach, con la ayuda del hada Naluj y el duque de Salmor, deberá recuperar su reino que le ha sido arrebatado por el mago Lordmark. Quien también tiene bajo su poner y hechizos, no solo a los súbditos del príncipe, sino también a su amada, la princesa Lebleca.

Todo ello dará lugar a una sorprendente y trepidante historia, donde las aventuras, los secretos y el suspende se sucederán hasta el punto y final.

...si estas interesado/a en estas fantásticas historias las tienes disponibles en Amazon para tu Kindle, pulsa aquí.